Ocho Llaves Para Una Relación Saludable

¡Hola a todos!

Nuevamente estamos en contacto con “Simplemente una Cita con Aurelia”, una serie de artículos con los cuales tengo el propósito de que te permitas lograr la prosperidad en el amor, en tu vida, con tu pareja.

Este artículo está dedicado especialmente a mujeres y a hombres que están comprometidos con el desarrollo y el bienestar de la pareja. Cómo lograr una relación saludable. El tema es ocho llaves que te permiten lograr una relación saludable.

Para ello como herramienta vamos a considerar el libro En Busca De Un Marido. Ocho Llaves Que Abren El Corazón De Tu Futuro Marido, escrito en el año 2015. Es un libro muy práctico, muy sencillo, que te permite el éxito a nivel del amor.

Es un libro que ha sido inspirado por muchas mujeres durante la realización de un evento. Ahora les comparto algo breve del libro:

La fórmula

Aquí te tengo la fórmula manifestadora de todo. Sí, de todo. Los pensamientos generan emociones. Nuestras emociones son energías en movimiento y este movimiento nos permite tomar una acción, una acción con la que obtenemos un resultado.

  • Pero ¿dónde inicia esa acción?

Inicia en nuestra mente, de cómo nosotros estamos pensando, en qué nos estamos enfocando en lo positivo, en lo negativo, en la alegría o en la tristeza. Como ves, todo comienza en la mente.

Por eso cuando piensas en tu futuro marido o en tu pareja siempre piensa en todo lo positivo del hombre que te acompañe en la vida o que quieres que llegue a tu vida.

Algo más, recuerda: lo que das, recibes.

La ley natural nos enseña eso. Si tú das amor recibes amor, si tú das respeto, recibes respeto.

La vida es como es como una gran área donde puedes sembrar…si siembras tomates, recoges tomates; si siembras naranjas, vas a cosechar naranjas; entonces, es una ley universal, lo que das, recibes.

En este libro te trasmito ocho llaves, ¿qué son las llaves, a nivel figurativo? es lo que te permite tener un orden, abrir una puerta que a veces está cerrada, o cerrar una puerta que a veces está abierta.

Las ocho llaves

Entonces, vamos así con la primera llave para una relación saludable.

  • Esta primera llave es “Acepta mujer que creciste”.

Vamos a intentar una similitud, imaginar algo metafórico, algo que esté en la naturaleza, como un árbol ya creció, está hermoso, está frondoso y ya puede dar frutos. Ubícate tú en ese momento.

Cuando estás en ese momento en que tú te amas, te respetas, te sientes realizada, te sientes feliz contigo misma, con tu forma de pensar, con tu aspecto físico, con los logros que has tenido, con las veces que has tenido que levantarte, pues estás en ese momento en que encuentras tu paz interna y puedes dar al otro lo que ya conseguiste para ti.

Esa es la primera llave. Si tú quieres atraer a la pareja que anhelas o quieres tener una relación más armoniosa con tu pareja, tienes que estar tú feliz. Porque la pareja que tú atraes, la pareja con la cual estás tú viviendo, simplemente será ese reflejo.

En PNL diríamos: cada sentimiento, cada actuar, simplemente se refleja en tu pareja de forma automática y también se comparte uno de los principios para la abundancia, para la plenitud del amor.

Ten presente que en la vida existen dos tipos de personas, unas de este lado y otras de este otro lado. Vamos a compartir este cuento: Dos semillas, Agradecida y Quejona.

En un lugar muy hermoso vivían dos semillas. Cierto día una de ellas se dijo: “Aquí voy a crecer”. La otra, viendo alrededor, notó que había charcos de agua, pedregales, el brillo de la luz era escaso, la lluvia también era escasa.

Entonces se dijo a sí misma: “Oh, ¡mira todo esto! ¡Estoy en un lugar desventajoso para crecer! ¿Y ahora, qué hago?”

Más la otra, al escucharla hablar de ese modo, dijo: “Agradece, di gracias porque el sembrador te colocó aquí para que florezcas”. La semilla quejona le dijo: “¿Cómo es que vamos a florecer, no ves lo crítico que es nuestro entorno? Mira, observa bien”.

Pero la semilla positiva le dijo: “¿Has oído hablar de la actitud positiva?”. La semilla Quejona responde: “A decir verdad, nada”.

Entonces la semilla Agradecida le explica: “La actitud positiva es actuar de una forma adecuada, de una forma positiva a pesar de las circunstancias y así tus ojos ven lo que quieres ver”.

Intrigada, la semilla Quejona dijo: “¿Cómo es que mis ojos ven lo que quiero ver?”.

A ello la semilla positiva responde: “Si sólo te fijas en las desventajas y carencias que hay aquí, sólo es verás. El sembrador hizo que caigamos en este charco para que podamos ser plantas acuáticas. Gracias a que el brillo del sol está lejos, nosotras podremos florecer”.

Con esta metáfora quiero que la analices, la pienses contigo misma, ¡Con quién te identificas, con la Agradecida o con la Quejona?

¿Cómo te sientes contigo misma? ¿Te sientes tranquila, te sientes estupenda? En PNL decimos: en la vida no es lo que te pasa, sino cómo reaccionas ante lo que pasa, qué forma de pensar, forma de sentir, formas de escuchar, cómo estás viendo la vida.

Y recuerda: lo que muestras como amor exterior tiene sus raíces en tu amor interno.

Dependiendo de cuánto te amas, de cuánto te respetas, de cuánto te aceptas tú mismo como mujer o como hombre, simplemente así será la persona que vas a atraer.

Entonces la primera llave significa que estando tú con esposo o estando sin novio, tú te puedas sentir plena, feliz, tranquila y ser agradecida con la vida.

  • La segunda llave es: “Tu sonrisa abre todas las puertas”.

Algunos como parte de nuestros propios gestos las hemos cerrado, por algunas cosas sin querer queriendo cerramos la sonrisa, y hemos cerrado la sonrisa y tenemos que tener presente que son precisamente las sonrisas las que abren las puertas.

El imán de la felicidad, el imán de la salud es simplemente una sonrisa feliz. Entonces, es momento de que sonrías con frecuencia.

¿Sabías que ya existe una terapia que se llama risoterapia, para poder estar mucho mejor?

Recuerda, la segunda llave es la sonrisa, la cual te permite tener una relación más saludable, más alegre…

¿De quién podemos copiar eso?, de los niños. Si lo ves, los niños siempre están riendo, están constantemente con una sonrisa, así pueden jugar, pueden saltar, pueden bailar, siempre están llenos de energía.

Recuerda: tú que me estás leyendo también tienes una sonrisa, también tienes esa alma que puede ayudarte a alcanzar todo lo que te propongas.

La sonrisa es un gesto ameno, permite que nuestra vida esté llena de salud, de energía y tú por tu naturaleza puedes con ella atraer cosas positivas a tu vida.

Ese sería con respecto a la segunda llave.

  • La tercera llave es: “El valor de escuchar, saber escuchar.

En este mundo, nosotras las mujeres podemos en un minuto decir seis palabras al hablar, mientras que el hombre puede expresar tres.

Mientras ellos hablan lento, nosotras hablamos rapidito, pero si tú quieres que tu relación sea saludable, debes escuchar siempre escuchar a tu novio, a tu esposo, a la futura persona que esperas atraer a tu vida, a esa persona que esperas atraer a tu lado.

Saber escuchar es un herramienta muy poderosa, imagina la expresión de la persona que percibe que la escuchas, que estás atenta a lo que quiere compartir contigo.

Esta tercera llave es muy fácil de ponerla en práctica. Escucha con todo tu cuerpo. Observa con atención a la persona que te habla, mírala a sus ojos.

Recuerda que 80% de la comunicación es no verbal y simplemente con nuestros gestos damos a conocer si nos interesa o no nos interesa lo que vamos a escuchar, lo que nos quieren comunicar.

  • La cuarta llave es: “Conoce a tu pareja”, es decir, determinar cuánto conoces a tu pareja, ya sea el futuro novio que vas a tener o tu esposo.

¿Sabes cuál es su color favorito?, ¿qué comida le agrada?, y una pregunta más a fondo, ¿sabes cuál o cuáles son sus fantasías sexuales?, ¿cuáles cuál fecha es para él importante?

Si no lo sabes es bueno que lo converse, porque una relación de pareja no sólo se basa en trabajo, alimentar a los hijos, a los proyectos, a las metas…

Esta llave te permite que puedas tener una convicción con pareja, con tu marido, con tu esposo o con tu novio.

Esta cuarta llave te permite incluso recuperar la comunicación en tu matrimonio. Posiblemente en los primeros años se disfrutaron mutuamente, pero luego se dedicaron a atender a sus hijos.

Si esos ya crecieron y se fueron, es momento de volver a conocerse ustedes, de comunicarse, de disfrutarse… es momento que conozcas y conozcan cuáles son sus expectativas como pareja, cómo lo puedes ayudar y cómo él se puede involucrar más.

Si bien como matrimonio son uno, son una unidad, hay intereses individuales que se pueden compartir y apoyar.

Si eres soltera, ¿sabes cómo se las arregla financieramente?, ¿cuáles son sus hábitos de salud?, ¿cómo es su alimentación?, ¿cuáles son sus anhelos para el amor?, ¿cuál es su perspectiva?, ¿él cree en el amor romántico, cree en el amor eterno, cree en la convivencia?, ¿él quiere casarse por la ley natural o él quiere casarse por la iglesia?

¿Sabes eso?, si estás soltera, debes tener presente que hay tres decisiones importantes en tu vida:

  1. ¿A qué te dedicas, vas a poder generar dinero?
  2. ¿En quién crees, en Dios, en la naturaleza o en qué?
  3. ¿Quién quieres que te acompaña en ese recorrido llamado amor?

Para mí son tres grandes y fundamentales decisiones que tú debes tomar en tu vida. Si esa es la pareja con quien quieres compartir tu vida, piensa…

Estamos aquí en la Tierra para disfrutar, para ser felices, no para recibir violencia ni maltratos… En vez de decir “voy a encontrar mi media naranja”, di “voy a encontrar mi naranja completa”.

Tienes que conocer sus anhelos, sus hábitos, sus costumbres, sus expectativas…

  • Y ahora pasamos a la quinta llave: “Admira a tu pareja”.

Si tú estás en la etapa de enamoramiento, debes saber que el enamoramiento a nivel hormonal dura tres años, todas las actividades que compartan pasarán por la admiración hacia el otro, todas sus virtudes se magnifican.

La relación está marcada por una especie de idealismo y todo lo ves perfecto en tu pareja. Con el paso de los años hay que ver qué tanto queda de esa magia y que puedas reconectarte con tu pareja, cómo se comportan el uno hacia el otro.

Es importante que veas cuánto te valoras a ti misma y cuánto lo valores a él. Si tú mujer, si tú hombre, no te quieres a ti mismo, no valoras tus logros, no los comentas, se dificulta que valores a quien tienes a tu lado, amarlo, admirarlo, respetarlo.

Todo comienza por uno mismo. Esa sería la quinta llave. Todo está en tu cabeza.

  • Y así llegamos a la sexta llave: “Valora a tu pareja”.

Si tú valoras a tu pareja, a tu novio o a tu esposo. Valorar es en un término muy holístico, muy amplio porque cuando ya están casados, el hecho de ver quién lleva las finanzas, que usualmente él es el que sale, el que provee, aunque eso ya está cambiando.

Muéstrale tu valoración con detalles, con una cena, un regalo…uno conoce a su pareja. Se trata de reconocer el rol de cada uno, como amigo, como pareja, como amigo…

  • La séptima llave: “Hoy es momento de dejar mejor a tu pareja”.

Cada uno de nosotros debe llevar un letrero en su espalda que diga, valórame, ámame, respétame.

Tu conexión con tu pareja es como un jardín. ¿Y cómo es tu jardín, cómo se ve un jardín hermoso?, lleno de flores, está regado, no tiene malas hierbas y si salen, las debes sacar de allí.

Si tienes un jardín, debes cuidar de cultivar sus flores, quitar las malas hierbas, mantenerlo limpio, regado, cuidado.

De eso trata la séptima llave, de tratar mejor a tu pareja. Que si hoy estás con tu comprometido, con tu novio, con tu pareja, se sientan bien.

Tu pareja es el mejor regalo que Dios, que el universo te dio. Si esa persona llegó a ti es porque quiere estar contigo y ambos deben desearse lo mejor, que será aún más cuando ambos están bien consigo mismos.

Y ahora llegamos a la última llave.

  • La octava llave es: “Cambia tú primero, sé una mujer perfecta”.

Esta llave da a conocer esto: a veces los seres humanos cometemos errores, pero casi siempre nos cuesta admitirlo. Ya te di la palabra clave: aprender a decir “lo siento”.

De ese modo puedes eliminar toda esa ira, todo ese desconcierto. Si tú como mujer, cometes algún desacierto, pues ¡acéptalo!

Recuerda que así le muestras y ayudas a él también cómo hacerlo. Todo lo que muestres en ti lo verás en él como reflejo.

De este modo pueden luego conversar, comunicarse, aclarar la situación.

Guardarse detalles, como cuando regresan del mercado y le preguntas a tu pareja “Mi amor, ¿quieres un chocolate?” y él te respondo simplemente “No”.

Quizás te sientes rechazada y te pones seria. Él te pregunta “¿Qué te pasa, amor?” y le dice “Nada”, creándose una situación de confusión.

Posiblemente quien quería el chocolate eras tú y no él, pero eso no quedó claro en ese momento. Por eso, no supongas que él sabe lo que tú quieres. Debes decirlo abiertamente.

Así evitas que la otra persona se sienta mal ante una respuesta, un actuar o una acción que quizás no se correspondas con lo que realmente le querías manifestar.

De este modo terminamos con las ocho llaves. Como resumen, vamos a enumerarlas a continuación.

Hoy has aprendido que para tener una relación saludable tener contar con ocho llaves o claves y éstas son:

Primera llave: Acepta mujer que creciste.

Segunda Llave: Tu sonrisa abre todas las puertas.

Tercera Llave: El valor de escuchar.

Cuarta Llave: Conoce a tu pareja.

Quinta Llave: Admira a tu pareja.

Sexta Llave: Valora a tu pareja.

Séptima Llave: Hoy es momento de dejar mejor a tu pareja.

Octava Llave: Cambia tú primero, sé una mujer perfecta.

Hoy te he brindado esas ocho llaves para tener una relación saludable y exitosa, ahora está en ti ponerlas en acción.

Esto ha sido todo por ahora. ¡Bendiciones para todos!

Gracias por leerme, gracias por estar allí. ¡Hasta la próxima

Be the first to comment on "Ocho Llaves Para Una Relación Saludable"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*