Siete creencias para el Exito con PNL

El día de hoy vamos a compartir el tema Siete Creencias De Las Mujeres Exitosas.

Para ello vamos a hacer un preámbulo y en primer lugar decirles que estoy tan feliz y muy agradecida porque ahora puedo compartir mi mensaje con más mujeres del Perú y América Latina.

Iniciando Programación Neurolingüística

Conocí a mi maestro de Programación Neurolingüística, quien explicó cómo es el  mundo de las adicciones y comenzó a explicar sobre las creencias que a veces nos limitan, a veces no se empodera el comercio a fondo.

A través de esa Escuela Superior del PNL se quiere lograr que más mujeres sean felices y tranquilas, que tengan una familia hermosa, disminuyendo las imagen de los índices de violencia con cambios neuronales.

Entonces como se imaginan, entré en la Escuela Superior del PNL como facilitadora del proceso de cambio, donde aprendí por sus maravillosas técnicas y herramientas que ayudan a lanzarte hasta cambiar tus programas mentales.

Pues resulta que es como una computadora… la computadora…

En este momento estoy en una computadora y me puedo conectar, gracias a que estoy activando mis redes sociales; entonces, dependiendo de la forma de hablar, de la forma de sentir, de la forma de escuchar se ve en cada caso qué programa seguir…

De esta manera, si tú quieres lograr el éxito, apuestas por el proceso, simplemente se trabaja con tu forma de pensar. Y es así que me impactaron las clases, por cómo es la profundidad de sus análisis.

Comencé a asistir a la Cumbre de la Prosperidad que se realiza en Cancún para así indagar más, conocer más ahora con la parte de la reingeniería mental y todo eso.

  • Propósito de vida

Yo encontré entonces mi propósito de vida, para ayudar a mujeres y así a sus familias a ser exitosas, a tener un trabajo más estable para que puedan dejar de ser víctimas.

Finalmente fue por medio de ello que vi por cinco años muchas carencias, muchas necesidades, muchos problemas sociales y como sociedad, entonces yo dije, es la paciente…

Se necesita programación neurolingüística, porque con la programación neurolingüística tú puedes cambiar tu forma de pensar, tu forma de sentir.

Al poder comunicarme con ustedes me animo a que este mensaje pueda ser compartido por mí a más personas y poder ver familias felices.

Porque recuerda, la mejor empresa es tu familia, es mi familia, porque si nosotros queremos tener buenos gobernantes, los primeros valores nacen en la casa, lo que tu mami tolera tú lo toleras, porque al mirarte en ese espejo lo ves natural, tendiendo simplemente a imitar las acciones de tus padres.

Entonces dije “me meto de lleno a estudiar la programación neurolingüística” y soy yo; pero declaro que soy amante de la PNL, procurando cada día cumplir con el estudio diario, leo a profundidad lo que da a conocer para guiar mis energías.

Sigo a mis maestros, preguntándoles y preguntándome cómo es el mundo, porque si tú quieres lograr tener conocimientos adecuados y ayudar a las personas tienes que estar en continuo estudio y sobre todo poner en práctica todo lo que les doy hoy a conocer a través de estas líneas.

Son cosas que a mí como mujer me han funcionado, que a mí como esposa y como familia nos están funcionando y quiero que esto sea compartido en todo el mundo.

Y que tú y yo podamos ver, sentir, familias sólidas. Es por ello que considero que este artículo es el mejor que he elaborado, exponiendo las cosas que no les había contado.

Por ello el día de hoy quiero que te permitas hacerte un regalo con esta sesión especial para ti.

Coge una hoja y un lapicero, que habrá algunos puntos que vas a poder anotar para lograr tener una mente como sugiere el programa PNL, una mente que te haga comprender simplemente que puedes lograr todo lo que deseas y mereces.

Una vez hecho este preámbulo, ahora sí oficialmente vamos a comenzar con las:

Siete Creencias De Las Mujeres Exitosas.

Lo llamé mujeres exitosas porque tengo, se podría decir, la experiencia de trabajar con mujeres y sobre todo dedicarlo a ti mujer, porque entiendo las emociones que tú estás pasando, ya que algunas veces yo las pasé.

Algunos recién comienzan a experimentar…

Las diferencias de mujeres exitosas forma parte del Programa Simplemente una Cita con Aurelia, que tiene dos objetivos:

Convertir a tu mente en tu mejor amiga y la otra, poder lograr, sí, poder lograr que tú y yo y todas las personas que nos lean, logremos un equilibrio emocional para poder tener familias felices.

Familias prósperas, para hacer que el dinero llegue a nuestra vida para alejarnos de las enfermedades y acercarnos al amor.

Para hablar de las creencias, vamos a iniciar con la mente, cómo funciona la mente.

La mente es como una computadora, trabaja por lograr lo que en PNL llamamos los programas mentales.

  • ¿Qué son los programas mentales?

Son los pensamientos que nosotros hemos aprendido porque hemos visto, porque hemos sentido o escuchado de nuestros padres o de la familia.

Y cuando ya estábamos más grandes de la escuela, de la sociedad, de la política, de la historia y entonces, cuando nos referimos exactamente a las creencias, nos estamos refiriendo al pensamiento que nosotros creemos como algo verdadero.

Estás donde estás simplemente porque es la forma de pensar que has logrado; la prosperidad a nivel familiar, a nivel profesional, se ha dado porque es tu forma de pensar.

Es muy diferente a las personas que piensan de otra manera…entonces, es la única  diferencia: nuestra forma de pensar y creencias vienen de creer y estoy acreditándote pensamientos como algo verdadero y absoluto, así como algo verdadero y absoluto.

Buenos, en este encuentro simplemente tratamos de dar a conocer las siete creencias, es por ello que en este momento, si tú estás 100% interesado y quieres saber sobre la profundidad de esas creencias y cómo podemos cambiarlas presta mucha atención.

A veces hacen que nos paralicemos o hacen que actuemos.

Las creencias vienen de creer, de crear pensamientos positivos o pensamientos negativos y ello hace que tú logres el éxito, tú podrás estar trabajar en eso.

Y en PNL decimos que éxito o mujer exitosa, hombre exitoso es la persona que hace lo que quiere ser.

¿Qué quiere decir esto? que yo como mujer me enfoco en mis dones, que yo como hombre me enfoco en mis virtudes expandiendo las habilidades que tengo.

¿Por qué llamamos mujeres exitosas este tema del día de hoy? porque como mujeres somos fuente de energía, somos los puentes creando otras vidas; si tú quieres ver un hombre exitoso es porque vino de una mujer exitosa o tal vez en el camino se convirtió.

Pero recuerda la simetría a nivel biológico…el hombre fue un niño, la niña será mujer…

Tenemos el privilegio como mujeres, físicamente, de poder llevar en el vientre por nueve meses a un pequeño ser.

Entonces, la magia para que puedas tener una familia exitosa, un negocio exitoso, viene desde las energías que como mujeres que tenemos…

  • Las creencias vienen de creer…

Hay siete creencias que tienen las mujeres exitosas, sin embargo, algunas de esas creencias, algunos de sus pensamientos puedes decir en este que lo comparto, que no son verdad o es mentira.

Y eso puede ser porque tú tienes otra forma de pensar, tienes otra forma de ver la vida, otra forma de sentir la vida; entonces, vamos a detectar cuáles son nuestras creencias limitantes.

Vamos a tratar el tema qué creencias tengo, qué diferencias te están limitando…

Hay algunas creencias que son como virus; en PNL le ganamos a esos virus mentales. Como ya hemos dicho, mi computadora y mi mente se parecen en algo, ambos trabajamos por programas: por programas mentales como persona y mi computadora por programas como Microsoft Office, Powerpoint, diferentes.

Entonces, si a tu computadora se mete un virus ¿qué va a pasar?

¿Qué pasa, qué pasa cuando a nuestra mente, cuando a esa computadora le entran los virus?, pues nuestra computadora va a apagarse.

Tal vez deja de funcionar…, a veces, nuestra forma de pensar y nuestras creencias hacen algo similar, han hecho que nos paralicemos, se vuelve lenta.

Igualmente, cuando en las computadoras se insertan los virus se vuelven lentas y si se trata de mi mente, se llena de creencias de pesimismo, de negatividad.

De ese modo mi desarrollo va a ser lento, voy a querer hacer algo pero no lo voy a realizar por el miedo.

Yo te voy a compartir siete creencias y queremos que vayan a la vibración positiva que tienes. Tengo que saber tú quieres conocer cuáles son esas creencias que te están limitando.

Una vez que te dé algunas formas de pensar, de sentir y escuchar la vida no te estarán limitando más. Te va a ser fácil insertar en tu vida esas creencias, esas creencias del éxito.

Comprendiendo desde el punto de vista del soy, de que sólo alcanzaré lo que yo quiero ser, realmente alejándome de los paradigmas que mira la sociedad y me dice “si tú quieres ser exitosa en esa universidad, ve a tomar esa vía, haz tu doctorado”.

Si tú quieres ser una mujer exitosa, tienes que tener una relación sólida que se basan en que lo que pasa no son creencias, son paradigmas sociales que las personas, que la escuela, que el ambiente, nos han enseñado…

Pero el día de hoy, desde la programación neurolingüística, estoy comentando que el éxito es ser la persona que yo quiero ser enfocándome desde mis dones, desde mis habilidades y aquí hay algo muy breve que lo voy a comentar:

En un campo muy hermoso, en un tiempo lejano, existía un elefante muy hermoso, era un bebé ese elefante, que se encuentra con un trigo; entonces el elefante y el trigo comienzan a platicar y el trigo le dice: ¿tú sabes cuál es tu propósito de la vida?

Esto se lo dice al elefante y el elefante responde: “sí, si lo sé”, pero no se lo expone. “A ver, dígamelo”, le dice el trigo. “Mejor comienza tú”, responde el elefante.

Y el trigo le dice: el trigo es un cereal que se ha difundido en la cultura cristiana y mi propósito de vida es alimentar al mundo y darle pan, y que muchas personas puedan satisfacer esas necesidades.

Ya te comenté, “ahora, tú dímelo” le dice al elefante bebé y el elefante bebé dice:

“Mi propósito de vida es poder jugar, jugar en el agua, buscar un lugar muy hermoso y poder jugar, poder bañarme, poder disfrutar la vida con el agua y te digo yo podría caminar muchos kilómetros y kilómetros sólo para lograr el lago”.

“Ese es mi propósito, encontrar el lago y poder disfrutar del agua”

Quiero decirte, ¿alguna vez has escuchado que el trigo por ser trigo diga que quisiera ser un elefante o el elefante por ser elefante decir “Ay, soy muy grande, quisiera ser pequeño como el trigo o pequeña y que me puedan comer las personas”.

Pues jamás hemos escuchado, hemos visto que haya conflicto entre la naturaleza; el sol no dice “Ay, sabes qué, voy a salir de noche para poder brillar” o la luna jamás dijo “voy a salir de día para poder alumbrar”, ella sabe cuál es su propósito de vida.

Ellos saben a qué vinieron a esta tierra, entonces, hoy te digo yo sé que tú como niño has tenido sueños, tal vez tu sueño ha sido de ser un inventor, de ser pintor, de poder cantar, de poder cocinar…

Sin embargo, mientras estuviste creciendo, estuvimos creciendo, dijiste “No, si soy pintor quién me va a pagar”.

“Mi mamá me dice que tengo que ir a la escuela o papá me da a conocer que tengo que hacer esto, tengo que ser como él es profesor y yo tengo que ser profesor”.

¿Qué quiero decirte con este breve cuento del elefante y el trigo?, que el trigo por ser trigo se enfoca en sus dones, sabe para qué existe y eso potencializa; asimismo el elefante por ser elefante, conoce su propósito de jugar y divertirse.

Entonces el día de hoy, te invito a que hagas una lista; en una hoja haz tu lista de cuáles son tus dones, ¿qué es lo que realmente te gustaría hacer? y ¿qué estarías haciendo a pesar que no te pagarán? y ¿por lo que tú te sentirías feliz?.

Ese es uno de los síntomas o mejor dicho, una de las actividades que te va a permitir conectarte con tu yo, conectarte con ese niño interno que sabe muchas cosas.

En un taller, un señor me decía “ya de niño me gustaba hacer manualidades de barro” ¿y qué pasó, le digo?, ¿por qué no seguiste?, porque me decían “te vas a ensuciar las manos y no hagas eso, si quieres un carrito, si quieres una alcancía, pues yo te lo compro y así…”

Algunas veces cuando viajo, cuando voy en un taxi de personas que nacieron acá, yo les pregunto a algunas personas “señor, ¿usted disfruta, qué es lo que más disfruta de ser taxista?, ¿por qué se dedica a eso?”…”porque no tengo dinero”.

Pues en verdad, miras cómo cambia el gesto y dice “…pero en verdad lo que me gusta es cocinar”, y por qué no cocina, le digo, y mejor vende comida; y él me dice “…es que no creo que me paguen…”.

La gente tiende a creer que hacer algo porque le gusta no le van a pagar. La sociedad ¿qué dijo?, tienes que ser profesional…

Por favor entiendan, no te estoy  haciendo creer que ser profesional es malo, yo estudié en una universidad del mini cinco años, pero me di cuenta que era lo que realmente quería hacer ser en mi vida.

Yo les invito a crear, a tener creatividad, algunas personas se están enfocando en sus dones, estás haciendo lo que realmente les apasiona. Cuando yo voy a escribirles en la noche, pues tengo tanta energía…

El día de hoy tuve la oportunidad de estar en el Canal de Panamá, tuve la oportunidad de estar en un máster mine con mujeres maravillosas de México y de diferentes países.

Una facilitadora nos permitió conocer un poquito más sobre la mente inconsciente y qué te digo, mi familia fue y se hicieron varias actividades…

Pero aquí estoy ahora, como si fueran las seis de la mañana, con mucha energía para compartir eso porque es lo que me apasiona, es lo que a mí me gusta.

Yo te pregunto a ti y a las demás personas que nos están leyendo, ¿estás disfrutando realmente, estás disfrutando realmente lo que haces, lo estás disfrutando, te apasionas y te sientes enamorada o enamorado de lo que estamos haciendo?

Te debes conocer, pues eso es lo importante.

Si tú te enfocas en tus dones naturales, los que tienes… así como el trigo que dice “yo nací para alimentar al mundo”, en la cultura social lo reconocieron como un cereal y “hoy gracias a que soy un cereal puedo producir harina y gracias a ello la gente se pueda alimentar”. Sabe su propósito de vida.

El elefante de igual manera lo hace y la naturaleza eso nos enseña: ellos disfrutan  de alguna manera.

O alguna vez ha habido estudios científicos que digan que expresó el sol “Ay, sol sol pero ya estoy cansado y aburrido, quisiera ser una ola, una luna”.

O la luna dijera, “quisiera ser estrella” o un caballo decir a ya me cansé de ser caballo, quisiera ser paloma y ellos disfrutan, porque saben realmente para qué vinieron a esta tierra.

Y yo te pregunto a ti qué me estás leyendo…quizás no te gusta el trabajo que realizas y por el que te pagan, pero después realizas actividades que disfrutas mucho, entonces vas por buen camino.

Tal vez tu trabajo te permite mantenerte a nivel económico pero el otro te permite estar vivo, apasionado, con energía. Poco a poco lo vas consiguiendo y el trabajo algún día lo dejarás y realmente te enfocarás en las actividades que tú amas… así va a ser.

Entonces el éxito es ser la persona que quieres ser, enfocándote desde tu interior

¿Qué tienen las mujeres? ¡todo!, porque si tú como mujer eres exitosa, vas a tener hombres exitosos, las mujeres exitosas son ciudadanas responsables con principios, de modo que su palabra sí tiene validez.

Vamos a iniciar con la primera creencia de mujeres exitosas:

  • “Todo pasa para mi bien”

Esas siete creencias que hoy vamos a compartir, son creencias, son párrafos de mi libro “Como Ser Exitosa. Los Siete Secretos Para Lograr El Éxito”.

Estas siete creencias vienen de un estudio profundo que tuve en la escuela superior de Pnl, esas siete creencias son o han sido practicadas por personas que lograron el éxito, como Sylvester Stallone, como Michel Jordan, son creencias que practican los creadores de la programación neurolingüística como John Grinder.

Algunos se preguntaban a qué se debe que esas personas hayan logrado el éxito en lo que les gusta. Algunos habrán visto la película Rocky, algunos sabrán qué les detiene.

En ella da a conocer que él decía que si podía ser actor iba a hacer una película que describiera su vida. En estos términos, él nunca se dio por vencido; él dijo yo quiero ser actor, yo quiero actuar, pero se dijo: yo también quiero escribir.

De ese modo presenta su lucha. Para poder participar en lo que quería lograr y hasta en una parte de su biografía dice que quien era su esposa le dijo “chao, hasta aquí llego yo”.

Tuvo que vender hasta a su perro para poder sobrevivir, porque ya no tenía dinero, pero recuerda: el dinero es una consecuencia de tu forma de pensar, de tus formas de ver la vida.

Así como el personaje de Sylvester Stallone en Rocky o como Michael Jordan, el poder está en la mente.

En casos como estos puede haber diferencias, pero las personas han coincidido en que tienen una forma de pensar, una forma de ver la vida muy diferente

Como dice la primera creencia: “todo pasa para mi bien”.

Hemos llamado este tema siete creencias de las mujeres exitosas porque como mujeres somos las que las que tocamos, las que teníamos dentro por nueve meses a los niños o a las niñas.

Pero sin embargo, esas creencias, tú como hombre, tú como mujer, si las pones en práctica vas a lograr el éxito. El éxito en su concepto es soy, lo que quiero ser, porque hago lo que me apasiona, porque estoy enamorado de eso. Todo pasa para mi bien.

Y es una de las creencias que esas personas como Sylvester Stallone y Michael Jordan y algunos más, aunque no los mencione aquí.

Ellos piensan así  y por eso están donde están. Si no estás donde desea es simplemente porque tienes otra forma de pensamiento. No hay otra razón.

No es que él tiene más horas o la otra persona nació con un cerebro más grande. No, es simplemente por su forma de pensar más allá.

En el caso Michael Jordan, es un ex jugador estadounidense y ha logrado ser nombrado como el deportista del año, además de nombrado como el mejor atleta en el siglo XX.

Ten eso presente, que todo pasa para mi bien. Si todo pasa para mi bien, todo lo bueno llega desde que ves todo lo que te sucede en la vida como un aprendizaje y lo tomas así.

Tú y yo simplemente lo podemos ver como una desgracia o como un aprendizaje y si un familiar está pasando por una enfermedad posiblemente eso te está permitiendo saber que si quieres ser saludable, debes limitar tu alimentación con frutas, con verduras, tomar agua y salir así.

En la vida no es tanto pensar en qué es lo que te pasa, sino cómo reaccionas a lo que te sucede, como establecer cómo estamos reaccionando.

Algo muy simple: el día de hoy está lloviendo y en la creencia de que todo pasa para mi bien pues disfruto de la lluvia mientras que los otros dan a conocer su reacción expresando “ya estoy triste y estoy mal”.

La segunda creencia es ésta:

  • “No solamente hay fracaso, solamente hay resultados”

Acá les quiero hacer una breve historia de Tomás Alva Edison, que cuando él dio a conocer en las 9 mil 999 veces, en el último, en la última forma de cómo si se podía crear la bombilla.

Cuando él da a conocer eso, un periodista le preguntó cómo se sentía de que en esa búsqueda de poder lograr un medio de iluminación había fracasado tantas veces y esto fue lo que le respondió: “yo no he fracasado, he aprendido en 9.900 de formas de hacer diferente la bombilla. Eso aprendí”.

Entonces quien pone lo que le sucede en la vida como algo exitoso, como algo fracasado, como algo bueno, como algo malo, es uno mismo. Simplemente hay resultados

No se trata solamente de eso. El resultado va a estar donde tú estás por su forma de pensar y simplemente tu forma de pensar ha hecho que hables y expongas lo que sientes hacia tu trabajo y sus resultados.

Resultados que dependen de nuestra forma de pensar, la forma de reaccionar y entonces, la creencia de las personas exitosas, de las mujeres exitosas, es que no hay fracaso, solamente resultado.

Así debes verlo. No es un fracaso, simplemente es el resultado de tu forma de ver, de sentir. De la vida estás aprendiendo algo muy valioso, y es que tú eres un gran héroe, pues pareces ser un niño o una niña sin saturar.

Así podemos dar fe sobre lo que muchos se sientan a ver cuando dicen que los efectos son neutros. Nosotros le damos un significado positivo y negativo, por supuesto somos nosotros, que dependiendo con qué ojos estamos viendo, con qué oídos estamos escuchando, cómo estamos sintiendo.

Y aquí viene la tercera creencia:

  • “Yo soy responsable de mi mundo”

Si tú sabes realmente lo que quieres en tu vida, simplemente lo vas a hacer, pero a veces no sabemos qué seremos; vivimos el día a día como que ya es una ganancia.

Nosotros siempre interpretamos los hechos de acuerdo con nuestra manera de pensar. En entonces seguimos con que “yo soy responsable de mi mundo”, tú y yo somos responsables de nuestro mundo.

A veces escucho o veo que las personas dicen: yo estoy así por el gobierno, pues no hay alza de sueldos; estoy así por culpa de mi mamá, estoy así por mi niñez, achacas la culpa a otro.

Ahora te voy a comentar la historia de Oprah, ella dice que pasó muchas cosas cuando era niña, como violencia física, sicológica, abandono, problemas sociales…Sin embargo, ella en la actualidad es una de las mujeres más millonarias del mundo y eso es resultado su forma de pensar, de su forma de sentir.

Ser millonario es resultado de tu forma de pensar, eres el resultado de tu ser, de tu hacer y al final de tu tener.

En ella, pues dijo me pasó esto pero yo sé que no voy a estar acá porque yo me fui para allá, seguí adelante, tenía claro adónde quería llegar y eligió “yo soy responsable de mi mundo”.

Cuando digo yo soy responsable de mi mundo, estoy invitando a que lo que tú piensas, lo que tú sientas, a que tú veas la vida, comprendiendo que tú eres 100% responsable.

Tienes que pensar que tienes unas manos para poder a hacer, gracias a dios tienes movimientos para poder trabajar y lo que pasó no puede esperarse del gobierno. El gobierno no lo soluciona, una cosa es que el gobierno pague pero eso es algo diferente para que tu vida sea de éxito.

La creencia “yo soy responsable de mi mundo” es especial. Si se trata de un mundo pequeño, se trata de tu familia, pero debes tener claro que tú no puedes cambiar las políticas sociales, las políticas económicas de tu país, pero sí puedes presupuestar bien para aportar todo lo que se necesite en tu familia.

No puedes hacer que todas las familias sean felices, pero tú y yo podemos hacer que nuestras si sean felices.

Vamos a quedarnos por ahora en la tercera creencia: “Yo soy responsable de mi mundo” y así lo hacen las personas que quieren conocer a profundidad cómo podemos reprogramar nuestra mente para ser exitosos y exitosas.

¿Qué has aprendido durante estos últimos meses?

Tú puedes ir a las mejores conferencias, tú puedes leer los mejores libros, sin embargo, de nada van a servir si no tomas acción; te quedarás donde estás simplemente porque no has movido tu cuerpo.

Son elecciones algo, muy fuerte, pero no lo voy a decir aquí por respeto. Pero si tú quieres cambios reales en tu vida es momento de que te comprometas.

Te comprometes y yo, tu coach facilitadora con programación neurolingüística, yo hablaría sobre eso y estaré gustosamente apoyando, porque considero que con el simple hecho de poder trasmitir ese mensaje en estas líneas, mensajes hermosos, siento que las personas están logrando lo que quieren lograr.

Pues me siento feliz y eso es lo que me permite ayudar a más, y recuerda por este medio que es el Internet podemos llegar a más personas.

En el próximo artículo de este programa “Simplemente Una Cita Con Aurelia”, estaremos iniciando con la cuarta creencia de mujeres exitosas.

Muchas gracias de todo corazón y recuerda: que hoy se conversó sobre la prosperidad con tres creencias y sólo está en ti actuar.

¡Gracias, gracias y hasta el próximo encuentro! Y recuerda, ¡en ti están las llaves de la prosperidad! ¡Nos vemos pronto!

Be the first to comment on "Siete creencias para el Exito con PNL"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*